Juan Manuel Santos y Timochenko tras la firma del del acuerdo de paz, el 26 de septiembre en Cartagena (Reuters)