Juguetes sexuales inteligentes, de la marca Satisfyer, se exhiben en la feria de tecnología de consumo IFA 2020, en medio del brote de COVID-19 (REUTERS/Michele Tantussi)