Kamala Harris fue la primera en tomar la palabra en el acto de este sábado en Wilmington REUTERS/Jim Bourg