Ken Spears trabajó de la mano de Joe Ruby, quien también murió hace poco más de dos meses