Kim Kardashian reveló que había pedido a los invitados que se pusieran en cuarentena durante dos semanas antes de las celebraciones en Tahití (@kimkardashian)