La autorización para los turistas curados será el primer paso para la reactivación del turismo en Fernando de Noronha, principal fuente de ingresos del archipiélago de poco más de 3.000 habitantes (EFE)