"La bajada del infierno es muy fácil", palabras de Virgilio en la Eneida.