La Cámara de Representantes de Estados Unidos debería elegir al presidente, en caso de haber un empate en el Colegio Electoral