La canciller alemana Angela Merkel antes de su declaración sobre el caso del envenenamiento del opositor ruso, Alexei Navalny (AP Photo/Markus Schreiber, Pool)