La canciller alemana Angela Merkel junto al presidente ruso Vladimir Putin (REUTERS/Michele Tantussi/archivo)