La caravana de hinchas de Newell's del jueves pasado (Leo Galletto)