La crisis económica del fútbol español y en FC Barcelona podrían empujar aún más la salida de Lionel Messi (EFE)