La delegación de España con el papa Francisco. Vatican Media/­Handout via REUTERS