La disminución del número de pedidos de seguro de desempleo fue acompañada en los últimos cinco meses por la creación neta de nuevos empleos. Pero ahora EEUU enfrenta la "segunda ola" de coronavirus