La enfermedad de Boseman progresó a lo largo de cuatro años (Foto: Archivo)