La familia Messi, acongojada ante la posible marcha de Barcelona