La furia de los ultras del PSG tras la derrota (AFP)