La manifestación por el fin de las restricciones se produce en un momento de gran preocupación entre el gobierno federal de la canciller Angela Merkel y los poderes regionales por el incremento de nuevos contagios (REUTERS/Christian Mang)