La nueva IA de NVIDIA promete hacer casi perfectas las videoconferencias: más resolución, menos ruido, traducción…