La orden de aprehensión contra el oficial