La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern. EFE/EPA/DAVID ROWLAND/Archivo