La propiedad en Montecito, Santa Barbara, que compraron el 18 de junio pasado el príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex (Sotheby´s International realty)