La rapidez presentada en las mutaciones del virus SARS-CoV-2 desconciertan a la comunidad científica (Europa Press)