La Universidad advierte que ya no tiene recursos para pagar salarios