Las autoridades explicaron que el lento procesamiento de las pruebas realizadas a los animales se debe a las restricciones aplicadas por el coronavirus