Las banderas de Manama y el resto de Bahréin, a media asta por la noticia (Reuters)