Las investigaciones demuestran que incluso el ejercicio de baja intensidad puede mejorar su salud,