Las operaciones en el Observatorio de Arecibo administrado por UCF (que se muestra aquí en la primavera de 2019) se detienen mientras los ingenieros evalúan el nuevo daño (UFC)