Las últimas palabras de su hijo le retumbaban en la cabeza a Zulema: "Al lado del papi pasan cosas extrañas, vieja. Veo muchas cosas sucias…"