Los billetes de 200 reales (EFE)