Los bugs casi imposibles de replicar existen y son maravillosos: cuando OpenOffice no dejaba imprimir los martes