Los científicos pidieron al Gobierno analizar cuanto antes a los animales para descartar que representen un riesgo para la vida humana