Los científicos todavía están estudiando el impacto del virus en el organismo y su comportamiento – REUTERS