Los especialistas reconocieron que este tipo de muertes masivos no se ha visto en mucho tiempo