Los fanáticos creen que su ídola está "secuestrada" por su padre