Los funcionarios están revisando una idea que permitiría a los turistas deambular libremente por los centros turísticos mientras se realiza un seguimiento de sus movimientos para garantizar que permanezcan dentro de los límites de las instalaciones (Shutterstock)