Los hackers aprovechan las fallas de seguridad que son de público conocimiento para penetrar en los sistemas (REUTERS/Steve Marcus)