Los paliativos que dispuso el Gobierno no fueron suficientes para muchas industrias y comercios (Adrián Escandar)