Los rescatistas también utilizaron perros para trabajar entre los escombros (REUTERS/Mohamed Azakir)