Los restaurantes de Nueva York Trasladaron sus servicios a las terrazas (Reuters)