Los Siete Demonios se dedicaban a actividades como extorsiones, cobro de piso, secuestros, asesinatos, venta de droga, y el tráfico de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército mexicano (Foto: SEDENA)