Los test rápidos no reemplazan a los PCR (Reuters)