Los violentos descargaron su ira contra vehículos que había estacionados en las cercanías del estadio del PSG (AFP)