macOS experimentó las actualizaciones más grandes en 10 años.