Manifestantes intentan protegerse de los disparos de perdigones de la policía en Lima (Reuters)