Manifestantes se reúnen frente a Santa Sofía o Ayasofya, después de una decisión judicial que allana el camino para que se convierta de nuevo de un museo a una mezquita (Reuters)