Manuel Merino, hablando en el Congreso tras jurar el cargo el martes (Reuters)