Manuel Merino ocupó la presidencia sólo cinco días