Margaret y Derek Firth se enamoraron a los 14 años y llevaban siete décadas de casados.