Mariano Díaz celebra con sus compañeros tras anotar el 2-0 del Real Madrid. 1 de marzo de 2020. REUTERS/Sergio Perez